Yo También Puedo Ser Social

No pude evitar darme cuenta de todas las especies que habitan en las redes sociales. Y es muy probable de que ustedes las hayan visto también, pero no se han detenido por un momento a clasificarlas, porque quizás les da miedo darse cuenta que uno forma parte de ese ecosistema.

 

Estoy seguro que mas de alguno de ustedes conoce a aquel que en persona no dice ni una palabra, que parece que ni respira, ni parpadea, pero en un blog, o en un twit o en su muro, se maneja una retórica que ya quisiera tener un político. O van a decir que no conocen a aquel que es un almanaque de frases celebres? o al otro que pide un S.O.S. disfrazado en un comentario existencialista o vulgar para que por favor alguien le aplauda? Así con complejo de Jaime Bayly diría yo. O al que le pide consejos de vida a Chabelo o a Maradona? Y no digamos el que publica cada 0.000000005 segundos sus actividades de vida… es obvio que su rutina tiene que estar documentada de tal forma, porque sino la especie humana se perdería en la historia. O también están aquellos que lo saben todo! Todo, todo, todo! Son un Google con vida pues! Vaya… y los que se hacen fan de cualquier cosa “Fulanito de tal se hizo fan de cómo dormir boca abajo en un sarcófago de vampiro del siglo XVIII ”.

 

Pero bueno, dejemos a un lado este intento de humor negro que no tengo, pongámosle un poco de rima consonante y empecemos esta oda al medio “socialismo” digital, porque en resumen lo que yo quiero contarles es que me he dado cuenta que yo también puedo ser muy sociable:

 

Entre modelos caseros que hacen de un perfil su pasarela
entre emprendedores sin profesión que me llevan a la escuela
entre artistas fulanos y músicos urbanos
entre filósofos repetidos y familiares desconocidos
a mi también Me Gusta ser comercial.

 

Entre paparazzi que le dan mala fama a mi inmadurez
entre comentarios de un amigo que ahora parle français
entre pecadores que se curan en el confesionario de sus aliados
entre milagros que se buscan en los titulares matutinos de algún status
a mi también Me Gusta ser parcial.

 

Entre columnistas amarillistas que cambian controversia por piedad,
entre aplausos dosificados que aclaman los insultos a la creatividad
entre altruistas que salvan al mundo a costa de mi consciencia
entre motivadores personales que le dan vitaminas a mi existencia
A mi también Me Gusta ser sustancial.

 

Entre brujos del clima
entre almas sin cortinas
entre sicarios en los comentarios
entre muebles imaginarios
entre nómadas con visa
entre urgencias sin prisa
entre Romeos vendiendo Julietas
entre Evas sin pantaletas
entre el buzón de mis mañanas
entre el funeral de las semanas
entre fiestas al purgatorio
entre el desvelo con insomnio
entre doctores de la cordura
y dietas contra la locura
yo también puedo ser social.

Frank Pineda

Frank Pineda

Soy un escritor aficionado hecho en Honduras, pero distribuido en Guatemala. Me gusta mucho escribir poesía, cuentos cortos y reflexionar sobre las cosas más pequeñas de la vida. No tomo café, no tengo un gato y viajo ligero sin exceso de equipaje.

More Posts - Website

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *