A Mis Amigos

A mis amigos que se cayeron y no levanté,
a los que me hicieron daño con la verdad,
aquellos que fueron egoístas y me dieron todo,
a los que me escuchan cuando no hablamos.

 

A mis amigos que no conozco
porque tienen cosas más grandes por hacer,
a los que viví,
a los que provoqué
a los de la suerte.

 

A mis amigos con los que perdí el tiempo
para ganar experiencia,
a los que no brindan cuando escribo,
a los que hubiesen dado todo por ser mis enemigos,
a los de la infancia
quienes aún juegan pelota en mi memoria y le ganan al olvido.

 

A mis amigos que susurro en un vaso
porque no están, pero me esperan.
A mis amigos por obligación
a los de palabra
a ese que me espía en los espejos,
a mis amigos con los que no tengo nada en común
más que la amistad
y al que palpita en el corazón de mi Mamá.

 

A mis amigos que me pusieron alas en los zapatos,
a los que tienen bolsa de aire en los abrazos,
a los que me robaron mi bicicleta y yo a sus hermanas,
a mis amigos
con quiénes conquistamos el mundo cinco veces a la semana,
a los que admiro en secreto,
al que se clavó en una cruz para que yo fuera perfecto,
a los que me apuestan,
a los que me venden
y a los que me retan.

 

A mis amigos…

 

A los que nunca les es difícil ser verdaderos y que siempre han estado ahí… muchas gracias.

Frank Pineda

Frank Pineda

Soy un escritor aficionado hecho en Honduras, pero distribuido en Guatemala. Me gusta mucho escribir poesía, cuentos cortos y reflexionar sobre las cosas más pequeñas de la vida. No tomo café, no tengo un gato y viajo ligero sin exceso de equipaje.

More Posts - Website

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *